Ejercicios para Todas las Edades

February 3, 2015 Ejercicio y Bienestar

img_Ejerc05

¿Cuántas veces has escuchado la frase “Eres tan viejo como te sientes”? El que estés envejeciendo no implica que deberías resignarte a una silla mecedora. Aunque es posible que necesites alterar tu entrenamiento con el fin de evitar lesiones, deberías de todas maneras tratar de mantener un estilo de vida activo. Por supuesto, deberías asegurarte de consultar a tu médico para determinar el programa de ejercicios adecuados para ti.

20 á 30 Años – Entrenamiento de Fuerza

Además de los beneficios de salud (metabolismo mejorado y aumento de masa muscular magra), el entrenamiento de fuerza también puede ayudar a aumentar o restaurar la masa ósea. El levantamiento de pesas, caminar con muñequeras con peso, hacer flexiones, o el uso de máquinas de pesas, son todos excelentes métodos de entrenamiento de fuerza. Otras actividades apropiadas para este grupo de edad incluyen: correr o trotar, natación, escalada en roca, elongación de resistencia con bandas elásticas, tiro al arco, y bowling.

30 á 40 Años – Condicionamiento Aeróbico

El condicionamiento aeróbico entrena a tu corazón y otros músculos para utilizar más eficientemente el oxígeno, lo que te permite realizar ejercicios durante un mayor período de tiempo. La caminata es una excelente manera de empezar el condicionamiento aeróbico. A partir de ahí, trata de usar una bicicleta de ejercicios o haz ejercicios con un vídeo de aeróbica. Otras actividades apropiadas incluyen: basquetbol, saltar la cuerda, correr, fútbol, tenis y racquetball/squash.

40 á 50 Años – Ejercicios de Bajo Impacto

A esta edad necesitas empezar a considerar las articulaciones y músculos de tu cuerpo. Una lesión de rodilla o un desgarro muscular te pueden dejar en el banco de los reservas, lo que implica que puedes subir de peso, sufrir una depresión, y perder flexibilidad. Un ejercicio de bajo impacto puede quemar muchas calorías, sin exponer tus articulaciones y músculos a riesgos indebidos. Tanto pedalear como nadar son formas excelentes de ejercicio de bajo impacto. Otras actividades apropiadas incluyen: aeróbica de bajo impacto, caminatas, paseo en bicicleta, y aeróbica en agua.

50 y más Años – Ejercicios de Flexibilidad

Una pérdida de flexibilidad es inevitable cuando envejecemos, pero no existe una razón para descontinuar tus rutinas favoritas de ejercicios. Basta que te asegures de incorporar algunos ejercicios nuevos para ayudar a promover la flexibilidad y prevenir el aburrimiento con tus antiguas rutinas. El yoga es una alternativa excelente para las personas de este grupo de edad. Utiliza el peso de tu propio cuerpo para ayudar a aumentar la musculatura, y también mejorar el equilibrio y la flexibilidad. El Pilates también se concentra en la elongación y en fortalecer el aumento de la masa corporal. Otras alternativas para este grupo de edad incluyen: natación, caminata, tai chi, golf y danza.

Nunca es demasiado tarde para empezar a llevar un estilo de vida física activo. El mantenerse activo no sólo nos ayuda a sentirnos y vernos bien, sino también nos ayuda a evitar o demorar enfermedades como la diabetes y artritis, la depresión, y el aumento de peso. Ajustar tu rutina a medida que envejeces puede ayudarte a proteger tus articulaciones y músculos de lesiones, permitiéndote así disfrutar una vida activa ¡por muchos años más!