Consejos para Envasar un Almuerzo Nutritivo en Casa

February 3, 2015 Alimentación Inteligente

img_AlimentaInt05

Como papá o mamá, probablemente estás preocupado por saber si tus hijos hacen una elección nutritiva cuando almuerzan en el colegio. Afortunadamente, tú puedes influir un poco más en lo que comerán tus hijos al almuerzo, porque lo traen de casa. Cuando ayudas a tus hijos a envasar el almuerzo escolar, tienes la oportunidad de guiarlos hacia una elección saludable de su comida.

Algunas consideraciones a tener en cuenta cuando ayudes a tus hijos a organizar sus almuerzos escolares:

  • Permite a tus hijos elegir los alimentos que llevarán para su almuerzo. Esto empieza con el viaje hasta el supermercado (o almacén del barrio) junto a tus hijos. Trata de guiarlos para que elijan artículos alimenticios saludables, tales como pan de trigo integral, queso y yogurt bajos en calorías, rebanadas delgadas de fiambre de carne, y un montón de fruta y verdura frescas.
  • Hazles sándwiches entretenidos a tus hijos. En vez de meter un sándwich aburrido en su lonchera, prueba un sándwich a base de rosca de trigo integral o pan pita. Para los niños más chicos, usa a moldes corta-galletas para dibujar un sándwich divertido (forma de estrella o pez).
  • Inspírate en las “sobritas”. Estas sobras te ayudan a reducir la pérdida de comida y también ahorran tiempo. Si de la cena de anoche te sobraron rebanadas de pizza de queso, úsalas para el almuerzo del día siguiente. Pon al costado algo de ensalada con una salsa baja en calorías, ¡y el almuerzo está listo!
  • Sé creativa cuando se trate de frutas y verduras. Prueba colocar zanahorias rayadas en un sándwich ave-palta, o agrega unas pasas en pan con mermelada de frambuesa. Envuelve unas rebanadas de zanahorias y pepinos junto a un envase desechable de aceita de oliva. Corta finas ramitas de apio y cúbrelas con un poco de mantequilla de maní.
  • Dado que los niños requieren calcio para desarrollar huesos sanos, asegúrate de incluir alimentos que sean excelentes fuentes de calcio, tales como yogurt, rebanadas de queso, y jugos de fruta con calcio fortificado al 100%.
  • Si a tus hijos les gustan las pastas, prueba agregar ensalada de pastas con formas divertidas (caracolitos, espirales, corbatitas, letras). Mezcla con mucha verdura fresca, como pimentón rojo, verde o amarillo; cebollín o cebolla, y tomates. Estarás agregando sabor a la nutrición.
  • En vez de agregar a la colación galletas o un trozo de pastel, intenta que la lonchera de tus hijos contenga una colación más nutritiva pero también más sabrosa: barrita cereal o de Granola, cabritas sin mantequilla, y mini ensaladitas. Todo esto puede agregar sabor y diversión al almuerzo escolar.
  • Recuerda que siempre debes envasar los artículos perecibles (productos a base de lácteos, ensaladas y carnes) en una bolsa con aislante o un termo. Esto mantendrá fría la comida de tu hijo, hasta que esté listo para comerla.