Enseña a tu hija(o) buenos hábitos al comer

February 3, 2015 Alimentación Inteligente

img_AlimentaInt04

¿Cómo podrías enseñar a tus hijos el valor de una buena nutrición? Ellos son tentados permanentemente por alimentos menos nutritivos en los avisos de la televisión y por trampas en los envases, para que prueben el nuevo caramelo o galleta. En vista de estas tentaciones, enseñarle a tus hijos una buena nutrición puede resultar indudablemente una lucha. Sin embargo, es importante recordar que esta lucha puede ganarse, y que sus premios beneficiarán a tus hijos para toda su vida.
A continuación van algunos consejos para convertir a tu hijo en un defensor de la buena nutrición:

Convierte tu Hogar en un Paraíso de Alimentos Saludables

Aunque no puedas controlar todo lo que tu hijo come con otros, sí puedes controlar lo que come en casa. Cuando hagas las compras, limita el número de alimentos rellenos de azúcar y ricos en grasa. En cambio, llena tu despensa con una variedad de alimentos que provengan de todos los grupos de alimentos.

Informa a quienes tengan el Cuidado de tus hijos acerca de sus requisitos Nutricionales

Si otra persona cuidará a tus hijos, dile cuáles alimentos son aceptables para que los coman. Esto no quiere decir que tienen prohibida la torta de cumpleaños de una amiga, pero debes dejar en claro que este tipo de alimento es una excepción y no la norma.

Haz Atractiva la Comida Saludable para tus hijos

Mantén colaciones que sean deliciosas y nutritivas, tales como verduras crudas y ensalada de fruta. Si tu hijo crece acostumbrándose a que este tipo de comida es una colación sabrosa, es posible que sea menos propenso a pedir dulces azucarados y galletas a la hora de una colación.

Debes ser un Buen Ejemplo a Imitar para tus hijos

Los niños aprenden con el ejemplo. Tus hijos deben ver que, a la hora de comer, eliges entre una variedad de alimentos saludables. Ellos debe aprender que una buena nutrición es importante para toda la familia, no sólo para los niños.

Algunas Excepciones

Siendo realista, puedes estar seguro que tus hijos van a comer dulces y otras colaciones poco saludables. Será mejor dejarlos que prueben estos alimentos en ocasiones especiales, que prohibirlos por completo. Esto puede ayudar a frenar su curiosidad por estas comidas, sin menoscabar el valor de la buena nutrición que les has inculcado.