¿Cómo camuflar la buena nutrición a la hora de la Colación?

February 3, 2015 Alimentación Inteligente

 

img_AlimentaInt03

El término “colación” adquirió mala fama recientemente. En realidad, una colación puede contribuir positivamente a la ingesta diaria de alimentos de tus hijos.  Para la mayoría de los niños, es difícil que sólo tres comidas al día le brinden todos los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo adecuado. Las colaciones pueden usarse entonces para ayudar al logro de sus necesidades nutricionales.

  • Deja que tus hijos ayuden a preparar la colación. Ellos pueden estar más dispuestos a comer si ayudaron a preparar la comida.
  • En vez de verduras solas o simples rebanadas de frutas, sírvelas con un acompañamiento de salsa baja en calorías o mantequilla cremosa de maní, según vengan al caso. Corta la fruta o la verdura en pequeños trozos para evitar el riesgo que tu hijo se atore.
  • Asegúrate que una colación nutritiva esté fácilmente disponible para tus hijos, y mantén a la mano una cantidad mínima de galletas y caramelos.
  • Prepara una colación entretenida, pero nutritiva. Por ejemplo, se pueden hacer “hormigas sobre un tronco” untando un poco de mantequilla de maní al interior de una rama de apio, y agregando pasas a lo largo de la rama.
  • Muele unas frutillas o arándanos frescos y mézclalos con un poco de agua. Vierte la mezcla en moldes de helados de paleta y ponlos al freezer. Guarda los moldes para postres fríos durante los meses cálidos.
  • Debes ser un buen ejemplo a imitar comiendo frutas y verduras con gusto.

Busca otras maneras creativas para conseguir que tus pequeños coman colaciones más saludables. Mientras más divertida e interesante sea la manera, más desearán comerla. Si no te los ganas al comienzo, sigue probando nuevas formas. Con un poco de suerte, en un abrir y cerrar de ojos, pedirán ¡hormigas en un tronco en vez de caramelos o galletas!