Empezando un Programa de Ejercicios

January 9, 2015 Ejercicio y Bienestar

img_Ejerc01

Una de las cosas más importantes que puedes hacer para bajar de peso, es hacer ejercicios regularmente. El ejercicio mejora tu metabolismo, quema el exceso de calorías y aumenta tu masa muscular, todo lo cual a su vez quema más calorías.

A continuación figuran unos pocos pasos a seguir para empezar una rutina de ejercicios:

Consulta con tu médico. Antes de empezar cualquier programa de ejercicios, asegúrate de consultar con tu médico. Esto es especialmente importante cuando has estado físicamente inactivo(a) por mucho tiempo, o cuando se tiene condiciones de salud que podrían representar un problema. Deberías dejar de hacer ejercicios y consultar con tu doctor si mientras entrenas, llegas a experimentar cualquier molestia o dolor de pecho, mareos, dolor de cabeza intenso, u otro síntoma poco usual. Si el dolor no desaparece, debes conseguir atención médica de inmediato.

Empiece lentamente. Un ejercicio muy intenso o tratar de lograr mucho y muy rápido al comienzo, puede conducir al agotamiento, lesiones graves, y frustración. En cambio, deberías empezar gradualmente, y luego aumentar la intensidad de tu entrenamiento.

Incluye la variedad en tu entrenamiento. No te limites a una sola rutina de entrenamiento. Prueba diferentes ejercicios para ver cuáles te agradan más. Si eres socio de un gimnasio, prueba cada día diferentes máquinas de ejercicios (bicicleta, cinta para trotar, o elíptica). No sólo estarás agregando variedad a tu entrenamiento sino que te asegurarás de ejercitar, cada vez, diferentes grupos de músculos.

Mantén un registro de tu progreso. Registra tus actividades físicas en una libreta para analizar tu progreso. Anota cuándo entrenaste, el tipo de actividad realizada, duración de tu entrenamiento, y cómo te sentiste durante el entrenamiento.

Disfruta todo lo posible el entrenamiento. Trata de convertir tu entrenamiento en un disfrute tanto como te sea posible. Prueba usar audífonos y escucha música energizante mientras entrenas. Invita algún amigo o compañero de trabajo para que te acompañe a una caminata llena de vida. Esto te permitirá conversar con alguien mientras practicas ejercicios, y también te estimulará en esos días que te sientas desmotivado.